Alimentos



kikkoman

La salsa de soya Kikkoman® se elabora con cuatro ingredientes puros: la soya que proviene de Brasil, el trigo que proviene de Alemania, la sal y el agua que provienen de los Países bajos. Todos nuestros ingredientes están sometidos a los más rigurosos controles de calidad.

Una salsa fermentada naturalmente
Mantenemos una tradición de hace más de 300 años, siguiendo un largo procedimiento tradicional japonés. Prescindiendo completamente de aditivos químicos, cada salsa de soya tuvo un proceso de fermentación de 6 meses gracias a la naturalidad de los ingredientes.

Máxima calidad del producto

La calidad es lo más importante para nosotros, por ello vigilamos los procesos de producción de nuestros productos con especial esmero y garantizamos su calidad mediante controles permanentes. Desde la selección de los ingredientes puros, hasta el control de la producción, y controles regulares por parte de un laboratorio independiente. Con esto garantizamos nuestros productos con total confianza y seguridad para que los disfrutes.

Menos sal, más Kikkoman®

El consumo de sal desempeña un papel importante en una alimentación sana, ya que demasiada sal puede privar al cuerpo de agua y provocar hipertensión. Cuando una salsa de soya es fermentada naturalmente, esto no representa ningún problema ya que se convierte en el sustituto perfecto de la sal. Siguiendo el lema "condimentar en lugar de salar", la salsa de soya destaca el sabor aromático de los ingredientes y cuida los niveles de sal en la comida.

¡Olvida el salero! La salsa de soya fermentada naturalmente es para muchas personas una compañera inseparable en la cocina.


Mapa del sitio | Copyright © 2018 Guillesa Internacional